Entrevista a Laia Solé – Diario El Correo

Entrevista a Laia Solé – Diario El Correo

Comparto con vosotros la entrevista que el diario «El Correo» me ha realizado este mes.

«Creo que se podrían usar horas de clase para hacer deberes»


La instructora de técnicas de estudio Laia Solé entrena capacidades mentales, utilizando modelos que ayudan a aprovechar mejor el tiempo y a descubrir los talentos de cada uno


Para Laia Solé, instructora de técnicas de estudio, el sistema educativo actual pretende que seamos buenos en todo y no fomenta la diferenciación por habilidades o inteligencias múltiples. «Muchos niños, a causa de malas experiencias con notas bajas, tienen la autoestima o el concepto como estudiante muy mermado, se sienten tontos y no es así, la mayoría de veces tienen mucho potencial».

Por eso, en su forma de enseñar a estudiar incluye una parte muy importante en insistir al alumno para que conozca sus talentos y canales de aprendizaje. «Hay alumnos más visuales, otros más auditivos y otros más kinestésicos».

Ella misma tuvo que dar muchas vueltas hasta encontrar su vocación. «Hubiese agradecido que alguien me ayudara a conocerme a mi misma». Así, considera que este sistema se ha quedado obsoleto. «Estamos en la era del conocimiento, este sistema podría estar mucho mejor basado en los conocimientos, en los talentos y en la tecnología». El fracaso escolar y el absentismo tendrían su base en esto, porque los estudiantes ven «que se les esta preparando para un mundo que ya no existe».

Laia Solé aboga por reducir también la jornada escolar y de estudio que ahora mismo tienen los escolares. «Tantas horas en el colegio crean mucho desinterés, porque agota. Para un niño no es muy natural, tendría que estar experimentando y moviéndose».

Asimismo, está en contra de los deberes fuera del horario de clase. «Creo que se podrían usar horas de clase para hacer deberes. Si 8 horas no te garantizan un método de trabajo, ser disciplinado y asentar los conceptos, ¿cuantas horas necesitas?».

Su curso de aprendizaje es un reflejo de su trayectoria académica. «No me conocía, no sabia que quería, no sabia que estudios elegir, ni qué se me daba bien, o cuáles eran mis talentos». Se licenció en ciencias políticas, una formación que no iba con ella. Después se especializó en comercio exterior y se fue a trabajar a Turquía como agente de exportación. Uno de los problemas con los que encontró nada más llegar fue el lenguaje, pero a pesar de que pensaba que era mala en los idiomas, aprendió turco en cuatro meses con una técnica más fácil y rápida que el modo tradicional.

Esta metodología se basaba en la mnemotecnia, o conjunto de técnicas de memorización que nos enseñan a memorizar de forma rápida y eficiente. Fue cuando comenzó a dar clases de ingles a turcos y se dio cuenta de había encontrado su pasión. «Como ocurre con el inglés, nos sabemos toda la gramática y no somos capaces de hablar, cuando el objetivo principal de una lengua es comunicar. Hay un problema en el sistema de estudio y de enseñanza».

Tras volver a España en el 2011, con la crisis y presa del miedo, decidió presentarse a unas oposiciones, donde aplicó sus técnicas de estudio. No solo aprobó, sino que consiguió una buena nota. Fue el momento en el que tomó la decisión de continuar dedicándose a impartir cursos, «aunque fuera menos seguro, me motivaba más»

Se puso en serio a desarrollar su curso de técnicas de estudio y de memoria y de técnicas de concentración, formándose en otras metodología, como técnicas de estudio alternativas con Ramón Campayo, campeón mundial de memoria, y métodos de toda la vida como el método Pascal y el Método Silva.

Esta barcelonesa afincada en Burgos desde hace 3 años y medio, dio el salto definitivo a raíz de una subvención de la Junta que le concedieron para el autoempleo en 2015. Su curso va dirigido a adultos desde Bachillerato en adelante, a alumnos de la ESO y de 4º, 5º y 6º de Primaria. Al principio organizó varios cursos con AMPAS de los colegios de Burgos abiertos a otras metodologías, como Jesuitas de la Merced o María Teresa León. Posteriormente los hizo a nivel personal, ofreciendo cursos tanto online como presenciales, con una oficina en el vivero de empresas del parque Félix de Gamonal. El próximo curso de técnicas de estudio que organizará en Burgos será los días 1, 2, 3 y 4 de septiembre en dicho vivero de empresas (más información aquí).

Solé asegura que lo primero es entender como funciona la mente, porque la memoria no la podemos usar a nuestra voluntad. «Cuantas veces nos quedamos en blanco, con las cosas en la punta de la lengua en el examen y salimos y nos viene todo», recuerda la profesora.

Como a nuestra memoria le llama poderosamente la atención aquello fuera de lo normal, se trata de usar reglas mnemotécnicas para asociar conceptos o palabras a otras palabras que sean llamativas para nosotros.

La fechas, números y leyes son difíciles de recordar porque son abstractos. Hay un código, que ya utilizaban los griegos, que se utiliza como abecedario. Solé lo ha adaptado a su gusto, y cada número es una letra. Para los meses se utilizan escenarios, cada uno elige el que más útil le parezca, en el que se desarrollan historietas que crearemos para recordarlo.

Para la técnica de estudio «pura y dura», hay que saber encontrar las palabras principales de un texto y subrayar, para sacar la información importante. «Los alumnos saben leer, pero no saben extraer las ideas importantes, no saben quitar la paja, lo que sobra».

Además, Solé indica que leer subrayando ayuda mucho a la concentración, añadiendo que después de hacer un resumen hay que elaborar un mapa mental, «un tipo de esquema, más parecido a un diagrama circular».

A todo ello une una metodología de relajación, para que sea más fácil memorizar. A la hora de estudiar utiliza una técnica de programación neurolingüística (PNL) o técnica del anclaje, que es asociar un gesto a un estado.

Para finalizar enviando mensajes a la mente que cierran el ciclo. «Esto hay que hacerlo a diario para que la mente coja un habito».

Ver noticia en El Correo:

«Creo que se podrían usar horas de clase para hacer deberes» ( El Correo de Burgos – 11/07/2016 )


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>